Suscripción Newsletter

Reciba periódicamente las noticias que nuestro equipo de prensa prepara para usted.





  • Estás en:
  • Abogados
  • Noticias
  • Publicada Ley con medidas para cautelar el mercado financiero
Destacada / Newsletter, Nueva legislación

Publicada Ley con medidas para cautelar el mercado financiero

CMF
12 noviembre, 2020

Nueva ley amplía límites de inversión de fondos de pensiones en activos alternativos; limita distribución de dividendos de compañías de seguros por 36 meses, entre otras medidas temporales relativas a solvencia; permite inscripción automática de títulos de deuda de oferta pública; y flexibiliza trámites para juntas.

Nicole Cartier

Asociada Senior

Alessandri

 

El 19 de octubre de 2020 finalmente fue publicada la Ley N° 21.276 cuyo proyecto había sido presentado en junio por el Ejecutivo ante el Congreso y que tenía por objeto, en el contexto de la pandemia, entregar a quienes participaban del mercado financiero, herramientas para enfrentar de mejor manera sus efectos económicos.

La nueva Ley salió a la luz casi en los mismos términos que había sido planteado el proyecto, de manera que tal como lo indicamos en nuestro newsletter del mes de junio, los aportes de esta Ley, que procuran cautelar el buen funcionamiento del Mercado Financiero, pueden resumirse en lo siguiente:

Inversiones de las AFPs

Con el objeto de ampliar las alternativas de inversión para las AFP, la Ley modifica el DL 3.500 (Ley que regula a las AFPs) aumentando del límite máximo para la inversión en activos alternativos, tales como fondos de private equity, deuda privada, infraestructura e inmobiliarios, desde un 15% a un 20% del valor del respectivo fondo.

La ampliación de los límites máximos para invertir en activos alternativos está en concordancia con la reciente modificación que la Superintendencia de Pensiones efectuó al Régimen de Inversión para los Fondos de Pensiones, incorporando instrumentos nacionales de deuda privada dentro de la categoría de activos alternativos.

Solvencia de las compañías de seguro

Como medidas destinadas a mantener y cautelar la solvencia de las compañías de seguro, se supedita el reparto de dividendos de dichas compañías al cumplimiento de una determinada razón de solvencia y requerimientos patrimoniales. Lo mismo ocurre con los acuerdos destinados a efectuar disminuciones de capital, pues no podrán llevarse a efecto si la razón de fortaleza patrimonial es inferior a 1,2 veces el patrimonio de la compañía.

Para ayudar a las compañías a enfrentar la situación de crisis en la que nos encontramos, y evitar que se vean envueltas en procesos de incumplimiento, la Ley permite a la CMF aumentar los límites de endeudamiento total en relación con el patrimonio, de 1 vez el patrimonio a 1,5 veces, aumento que se hará efectivo una vez que la CMF dicte la respectiva Norma de Carácter General.

Asimismo, flexibiliza los límites para tratar los excesos de inversiones representativas de reservas técnicas y patrimonio de riesgo, en la medida que dichos excesos no se deban a causas imputables a la compañía. De esa manera, el exceso o las inversiones afectadas podrán seguir respaldando las reservas técnicas y el patrimonio de riesgo por un plazo no superior a seis meses.

Estas medidas establecidas para las compañías de seguro tendrán una vigencia de 36 meses contados desde la fecha de publicación de la Ley (19 de octubre de 2020).

Registro automático de instrumentos de deuda en el Registro de Valores

La incorporación del artículo 8° ter a la Ley N° 18.045 (Ley de Mercado de Valores) permite que los títulos de deuda emitidos por emisores que ya están inscritos en Registro de Valores y cumplan con los requisitos que establezca la CMF mediante Norma de Carácter General, puedan acogerse al registro automático de los mismos.

Lo anterior facilita enormemente el acceso al financiamiento pues los tiempos de espera para la inscripción de un título de deuda, respecto el cual se quiere hacer oferta pública y obtener así recursos del mercado financiero, se reducen de manera importante, permitiendo a los emisores prescindir del sistema bancario o estatal para lograr el necesario financiamiento.

Lo destacable de la Ley es que eliminó la referencia a instrumentos de deuda no inscritos que el Proyecto contenía y que generaba confusión, precisando que se trata de instrumentos que pueden obtener una inscripción automática cumpliendo con las condiciones que se establezcan por Norma de Carácter General y no de instrumentos simplemente no inscritos. En ese sentido, se mantiene la clara distinción entre valores de oferta pública y aquellos que, por su falta de registro, solo pueden ofrecerse en forma privada conforme a las normas de oferta privada.

Reducción de plazo para citar a juntas de accionistas

En este afán de agilizar procesos, la Ley incorporó modificaciones tanto a la Ley N° 18.045, como a la Ley N° 18.046 (sobre Sociedades Anónimas), disminuyendo el plazo mínimo requerido para efectuar una citación a junta de accionistas, reduciéndose de 15 días a 10 días.

Renuncia al derecho de opción preferente

Se incorpora para las sociedades anónimas abiertas, pues para las cerradas ya existía dicha regulación, la posibilidad de renunciar al derecho de opción preferente que tienen los accionistas, en la misma junta en que se acuerda un aumento de capital o una emisión de valores convertibles en acciones.

Tal como lo expresamos en nuestro newsletter de junio, si bien esta modificación parece establecer una igualdad entre sociedades anónimas abiertas y cerradas, acortando los plazos para llevar a efecto los aumentos de capital o la emisión de valores convertibles en acciones, la realidad es otra.

Para que en una sociedad anónima abierta, se agilice el proceso de aprobación mediante la renuncia inmediata del derecho preferente por parte de los accionistas, se hace necesario que todos los accionistas estén presentes en dicha junta, cuestión que resulta altamente improbable en una sociedad anónima abierta, pues por sus propias características, la concurrencia a las juntas normalmente no es completa, haciéndose necesario la aplicación del plazo de 30 días dentro del cual los accionistas pueden ejercer o renunciar a su derecho de opción preferente. Lo más acertado habría sido modificar el plazo de 30 días, reduciéndolo considerablemente.

La Ley, en definitiva, amplía las posibilidades de inversión para las AFP y entrega herramientas a las compañías de seguro para que durante un plazo de 3 años puedan tener mayor flexibilidad en sus límites de inversión y endeudamiento, todo lo cual es un aporte importante para el buen funcionamiento del mercado financiero. De igual manera lo es la alternativa de inscripción automática de títulos de deuda, facilitando y acelerando con ello los procesos de financiamiento para aquellas empresas que lo requieran.

Sin embargo, la renuncia inmediata del derecho de opción preferente en una sociedad anónima abierta es una cuestión que probablemente no dará los resultados que se esperan y que además, requerirá la adecuación del Reglamento de Sociedades Anónimas, lo que puede tardar más de lo que se ha proyectado.

Si necesita más información, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de mercados de capitales.

Trabaje con nosotros

Buscamos profesionales de excelencia y de alto valor humano dispuestos a enfrentar el desafío de formar parte de uno de los más sólidos y prestigiosos estudios de abogados de Chile.

Envíanos tus datos

El Regidor 66, piso 10

Las Condes, Santiago - Chile

+562 2787 6000 alessandri@alessandri.cl Ver mapa