Sin categoría

Arturo Rivera en El Mercurio: alternativas para rebajar impuestos antes que llegue el cambio de año

2011, Alessandri & Hedge Consulting, arturo rivera, Destacado, El Mercurio
14 diciembre, 2011

El Mercurio, sábado 10 de diciembre de 2011

APV, depósitos convenidos y 57 bis:
Conozca las alternativas para rebajar impuestos antes que llegue el cambio de año

Con estos mecanismos de ahorro es posible rebajar impuestos durante este mes, cuando llegan todo tipo de incentivos monetarios. Cuánto más o menos ventajosos son, dependerá del tramo impositivo en el cual se encuentren.  Carlos Oliva 

Diciembre no sólo es sinónimo de fiestas, sino también de premios, bonos y aguinaldos. Todos, “regalitos” que su billetera agradecerá, pero que bien podrían hacerlo saltar de tramo tributario obligándolo a pagar más impuestos de los que siempre pensó.

¿Por qué? El impuesto Global Complementario grava las rentas de manera progresiva, pues a medida que éstas suben, el impuesto también lo hace.

El sistema le ofrece distintos mecanismos -todos legales, por cierto- para rebajar la base imponible de sus impuestos, pudiendo incluso aumentar sus ingresos en el largo plazo.

“Se puede optar por alguno de los beneficios tributarios contenidos en la Ley de la Renta, para ver si, cumplidos los requisitos señalados en estas normas, se puede rebajar la base imponible del impuesto de segunda categoría o global complementario, según corresponda”, dice Francisco Ramírez, gerente de Impuestos de KPMG Chile.

Están, por ejemplo, esos instrumentos de ahorro como el Ahorro Previsional Voluntario (APV) y los depósitos convenidos con su empleador, y también el beneficio del 57 bis que le da la posibilidad de pagar 15% menos en impuestos. De allí la tremenda publicidad que las entidades financieras están realizando justamente en el último mes del año, al mostrarle lo conveniente que sería hacer, por ejemplo, un APV, “aprovechando los importantes beneficios tributarios”.

Eso sí, dependiendo del tramo en el que usted se encuentre, los instrumentos serán más o menos ventajosos al momento de rebajar su base impositiva.

Las caras del APV

Si por un lado el APV es un importante mecanismo de ahorro complementario a su cotización previsional, por el otro es una herramienta muy recomendada para quienes quieren rebajar su base tributaria imponible.

Las propagandas apelan a que usted mismo deposite parte de sus ingresos antes de que se vaya el año. Pero que diciembre sea la clave no es sólo por ser el último mes del año y por ende la última posibilidad de rebajar la base del Global Complementario. También porque coincide con los bonos que suelen otorgar las distintas empresas con motivo de las festividades, bonos que incrementan sus ingresos y con ellos sus impuestos.

Así, usted podrá invertir estos ingresos extras en un APV y rebajar el monto de la base impositiva total.

Un ejemplo de Claudia Ovalle, subgerente de Productos Corporativos de LarrainVial, podrá aclararle el asunto.

Pensando en una persona con ingresos anuales de $25 millones (algo así como $2,08 millones mensuales) se ubicará en la tasa del 15%. Su impuesto al Global Complementario será de $1 millón 600 mil, aproximados.

¿Qué pasa si invierto en APV? Si la inversión en este instrumento, por ejemplo, es de $1 millón 400 mil, en abril le devolverán algo así como $210 mil (el 15%) con un impuesto reliquidado en $195 mil.

“Desde otro punto de vista, invertí $1.400.000, y en abril me devolverán $210 mil, por lo tanto inmediatamente mi inversión (en APV) es de $1.610.000”, dice Ovalle.

Considera que no siempre será ventajoso apostar por este instrumento sólo para bajar la base impositiva. Los expertos coinciden en decir que este beneficio otorga sus mayores ventajas para los tramos altos de tributación, ya que significa un ahorro directo de la tasa del impuesto por cada peso ahorrado.

Por ejemplo, si una persona se encuentra en el tramo afecto a tasa de 32%, podrá ahorrar 0,32 pesos por cada peso invertido, y potencialmente, esto le podría significar una rebaja de tramo según sus ingresos y el monto del APV.

“El actual sistema permite una rebaja de impuesto, lo cual puede ser mensual y anual. Entre mayor sea mi renta, mayor es mi ahorro de impuesto utilizando el APV”, señala Arturo Rivera, de Alessandri & Hedge Consulting.

Considere que por muchos bonos y aguinaldos que pretende pasar a APV, no podrá pasar de 600 UF anuales (más o menos $13 millones).

57 bis: mínima rebaja, pero conveniente a mediano plazo

A diferencia del APV, la herramienta del 57 bis no depende del tramo de impuestos de la persona, ya que éste premia sólo el ahorro constante.

En el fondo, esta es una bonificación de 15% sobre el ahorro proporcional del año. Por eso, no será tan conveniente como los otros instrumentos ya mencionados, pero de todas formas siempre le ayudará a rebajar su tributación.

Si usted toma un instrumento financiero (fondo mutuo, depósito a plazo, fondos de inversión, etc.) que se acoja al 57 bis a final de año, usted ganará el crédito sólo por la doceava parte de su inversión.

Por ejemplo, si invirtió 12 millones de pesos ahora en diciembre, el 15% sólo se aplica sobre un millón de pesos (la doceava parte). Esto da como resultado $150 mil de crédito y será esto lo que se descuente de su base impositiva.

Un dato que podría interesarle es que las utilidades que genere este ahorro estarán libres de impuestos. O sea, no tributan en el Global Complementario. Por ende, aquí hay dos beneficios, el crédito contra el impuesto y dejar de tributar por la rentabilidad.

Como fuere, este tipo de ahorro es de mediano a largo plazo, pues sólo podrá retirar la inversión después de cuatro años y por un máximo de 10 UTA (cerca de $4,5 millones). O si prefiere, puede renovar este ahorro por otros cuatro años.

Depósito convenido: mayor tope, pero sólo para trabajadores dependientes

El mecanismo del depósito convenido tiene un tope mayor que el del APV (hasta 900 UF anuales, algo así como $20 millones), pero a este instrumento sólo pueden apostar los trabajadores dependientes. La razón: sólo los empleadores pueden ejecutarlo.

“Este (instrumento) está más diseñado para quienes ganan más y la empresa debe ser partícipe de ahorro convenido. Además, debe estar dentro de un tema de incentivo a la persona”, apunta Arturo Rivera, de Alessandri & Hedge Consulting.

Este instrumento no permite rebajar la base imponible. En la práctica, como este aporte no es una remuneración, se le considera una asignación por el solo interés del empleador.

“Aunque es el beneficiario quien decide dónde invertir este depósito”, asevera Hernán Verdugo, socio Tax & Legal de Deloitte Chile.

Así, si usted recibe una asignación de 500 UF, puede convenir que 400 UF de ellas se acojan a este instrumento. Por lo tanto, usted sólo tributará por esas 100 UF restantes al momento de declarar el impuesto Global Complementario por la suma de sus rentas.

Donde quiere que vaya a dar este ingreso, así sea una AFP, compañía de seguro o un fondo mutuo, entre otros, nunca se podrá retirar sino hasta el momento de la jubilación.

Asesoría Personal y Negocios

Av. Andrés Bello 2777, of. 2101

Edificio de la Industria, Santiago - Chile

+562 2956 6500 alessandri@alessandri.cl Ver mapa