Destacada / Prensa

10 consejos para los inversionistas que hacen su declaración de renta

2013, Alessandri & Hedge Consulting, ARA, el mercurio inversiones
17 abril, 2013
Artículo publicado en El Mercurio Inversiones, martes, 02 de abril de 2013
Entrevista a Arturo Rivera, socio Alessandri & Hedge Consulting

Bienvenido a abril, el mes de la Operación Renta. En este reporte, lo mostramos cómo aprovechar los beneficios tributarios disponibles para los inversionistas.

Editor Periodístico de El Mercurio Inversiones

Trabajar, cobrar su sueldo, gastar una parte, invertir la otra. Todo un año haciendo operaciones como esas sin mayor trámite.  Pues bien, eso se acabó. Llegó el mes de abril y aunque suene algo tedioso, debe sentarse a hacer las cuentas de los ingresos que tuvo el año anterior y verificar cuántos impuestos le corresponde pagar o cuánto le van a devolver.

La declaración de impuestos a la renta es una operación que más de 2,6 millones de personas están obligadas a hacer cada año. Si bien este es un proceso tradicional, muchos contribuyentes aún encuentran ciertas dificultades para llevarlo a cabo. Y aunque el Servicio de Impuestos Internos (SII) ha buscado facilitar sus vidas presentándoles vía internet un formulario pre calculado, para muchos la declaración sigue siendo un enredo difícil de resolver.

“La mayoría de los contribuyentes piensa que apretando Enter a la declaración propuesta por el SII está todo arreglado y que la responsabilidad es del SII, que te puso a disposición la declaración”, dice Hernán Verdugo, socio de Tax & Legal de Deloitte. “Pero la verdad es que la responsabilidad es de las personas”.

Por ello, siempre es importante revisar algunas de las complejidades con las que se encuentran más a menudo quienes deben pagar impuestos de segunda categoría y el global complementario. Y es que un error en la declaración puede tener variadas implicancias: desde el retraso en la devolución del impuesto pertinente, hasta multas.

Acá, diez consejos muy útiles para este momento:

1- Para los que tienen fondos mutuos

Cada vez que usted pone un peso de su bolsillo para comprar o vender una cuota de fondo mutuo, la empresa que lo administra debe comunicar dicha operación al SII. “Y esa información aparece en la propuesta de declaración que le hace el SII a usted”, dice Javier Jaque, director del Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile (CET). Pues bien, con esa información en su declaración aparecerá si tributa o no por las ganancias obtenidas en su fondo mutuo, si es que vendió su cuota. El tipo de franquicia tributaria a la que se acogerá dependerá de la serie en la que tiene participación.

Así, existen series destinadas al Ahorro Previsional Voluntario (APV), otras simplemente al ahorro de largo plazo o a inversiones en acciones con presencia bursátil. Dependiendo de esta elección, puede acogerse a los beneficios tributarios que definimos a continuación.

57 bis: Esta franquicia tributaria es un incentivo al ahorro o inversión y se puede acoger a ella cualquier persona. Según dicen los expertos consultados, es una herramienta que premia el ahorro a largo plazo y se aplica directamente sobre el impuesto y no sobre la base imponible.

 

“El 57 bis otorga un crédito (descuento) de 15% sobre el capital invertido, bajo ciertos topes, en la medida que se mantenga un ahorro positivo en 4 años, pudiendo el primer año rebajar impuesto o pedir devolución de impuesto ya pagados en un año”, dice Arturo Rivera, socio de Alessandri & Hedge Consulting. “Al cabo del quinto año la persona puede empezar a retirar el capital invertido a razón de 10 UTA, es decir $4.815.000 anuales, sin que deba devolver impuesto alguno”.

A este beneficio se puede acoger toda persona natural que esté afecta a impuesto global complementario o haya pagado impuesto único, como sucede en la gran mayoría de los trabajadores del país. “Los instrumentos que dispone el mercado para acogerse a este beneficio son cuenta de ahorro de AFP, fondos mutuos y depósitos a plazo, siendo lo más recomendable hacerlo con fondos mutuos, dado que uno puede manejar el momento del rescate del capital”, agrega Rivera.

Artículo 107 (ex 18 ter): A través del Artículo 107 de la Ley de Impuesto a la Renta (LIR), puede eximirse del pago de impuestos. Sin embargo, sólo en aquellos fondos mutuos que tengan invertidos como mínimo el 90% de sus cuotas en acciones chilenas con presencia bursátil.

Artículo 108 (ex 18quarter): Esta franquicia exime del pago de impuestos a aquellas personas que tienen cuotas en fondos mutuos que no invierten en acciones con presencia bursátil y que al momento de hacer sus rescates, reinviertan dicho dinero en otro fondo mutuo, ya sea de la misma administradora o de otra.

Artículo 42 bis: Existe un cuarto beneficio tributario para quienes invierten en este tipo de activos. Se trata del 42 bis, que permite rebajar la base de renta imponible de los contribuyentes que invierten en fondos mutuos con APV.

2- Para los que invierten en acciones

Aunque en menor medida que los fondos mutuos, las ganancias por venta de acciones también pueden acogerse a un beneficio tributario. Se trata del Artículo 107, el mismo que utilizan algunos fondos mutuos. Pero en este caso, la persona que hace la declaración debe revisar bien la propuesta que realiza el SII, llenando en los casilleros inferiores cuántas tiene, el costo al que las compró y cuántas y cuáles vendió. “Las corredoras entregan esa información pero a veces viene un poco revuelta”, dice Jaque, del CET.

Con todo, cuando el inversionista vende sus acciones debe tributar por las utilidades que obtiene de la operación. Sin embargo, si dichas acciones cuentan con presencia bursátil, puede eximirse del gravamen.

“Ahora,  si las acciones no tienen presencia bursátil, debe tributar por las ganancias obtenidas de la venta”, dice Jaque, del CET. Y en este caso, se dan dos tipos de tributación.

 

 

– Si la acción no tiene presencia bursátil pero estuvo en su poder durante más de un año, debe pagar régimen directo. Es decir, un 20% de impuesto sobre la ganancia al venderla.

 

– Si la acción no tiene presencia bursátil pero estuvo en su poder menos de un año, debe pagar el impuesto de primera categoría (empresas) y también por la ganancia al venderla.

 

 

3- No descarte sus ingresos internacionales

 

Cada vez son más las personas que se lanzan directamente a invertir en mercados financieros internacional. Los ingresos que esas inversiones generan deben reconocerse. “Si una persona tomó un depósito a plazo en China y ganó intereses por ejemplo, como persona natural con residencia y domicilio en Chile, debe tributar tanto por sus rentas chilenas como extranjeras”, dice Verdugo, de Deloitte.

 

Aunque dicha regla tiene su excepción.

 

 

En términos generales, se deben pagar impuestos por primera categoría y por las ganancias obtenidas. “Pero si ya pagó impuestos en el país en el que está invirtiendo y Chile tiene convenio con dicho país, se puede optar a un crédito especial para evitar la doble tributación”, dice Jaque, del CET.

 

 

4- Certifique la retención

 

Un problema muy frecuente entre los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios es solicitar devolución de impuestos por un monto superior al informado por sus contratantes que actúan como agentes retenedores. Es decir, ellos se hacen responsables de tributar el 10% de impuestos correspondientes a cada boleta. No obstante, muchas veces no tributan dicha cifra.

 

“Eso hace que los contribuyentes soliciten devoluciones de impuestos superiores a las que tiene registradas el SII”, dice Carolina Venegas, académica de Derecho Tributario de la Universidad Central (UCEN). “El problema acá es que los contribuyentes deberían solicitar a los agentes retenedores un certificado de retenciones con el propósito de tener la certeza de que efectivamente se pagó o no el impuesto (el 10%)”.

 

Venegas plantea que el contribuyente debe revisar la declaración propuesta por el SII y verificar que efectivamente los montos calculados de impuestos coincidan con las rentas percibidas en 2012. Si eso no sucede, es porque el agente retenedor no pagó dicho impuestos.

 

“Si en esta situación el contribuyente pide de todos modos la devolución de ese impuesto, el SII deja esa declaración en estado de observación, lo que significa que la devolución se va a retardar posiblemente hasta septiembre u octubre”.

 

5- No declare impuestos por ingresos no recibidos

 

Al igual que en el caso anterior, muchos trabajadores a honorarios realizan labores que en ocasiones presentan problemas con sus agentes retenedores a la hora de cobrar por lo pactado. En estos casos, es clave tener claro que pese a haber emitido la boleta de honorarios, si el sueldo no ha sido pagado en el momento de realizar la Operación Renta, los impuestos por este concepto no se deben declarar.

 

“Como contribuyente de la segunda categoría, tributas desde el minuto que recibes la renta. Si eso no sucede, la persona no está obligada a incorporar dentro de su declaración de impuestos esa renta, porque no se ha percibido”, aclara Venegas, de la UCEN.

 

6- No olvide a sus hijos

 

En algunos casos, los hijos menores de edad de los contribuyentes también perciben ingresos, como por ejemplo, el arriendo de un activo heredado o producto de un depósito a plazo. Cuando sucede esto, no debe olvidar incluir dichos bienes en su declaración de impuestos, pues sobre su hijo posee la patria potestad y, por lo tanto, la administración del usufructo.

 

“En general el SII maneja bastante bien este tema, pues antes de realizar la declaración de impuestos le dice a los contribuyentes que deben incorporar los intereses de sus hijos en su global complementario”, explica Hernán Verdugo, de Tax & Legal de Deloitte.

 

7- Recuerde el régimen matrimonial

En Chile existen tres regímenes matrimoniales: Sociedad Conyugal, Separación total de bienes y Participación en los gananciales. El primero de ellos destaca por tener un formato de tributación que vale la pena aclarar, pues sólo el marido es el obligado a declarar impuestos debido a que es él quien figura legalmente como administrador de la sociedad conyugal.

“La naturaleza del vínculo es importante para determinar el régimen tributario aplicable. En el caso de las personas casadas bajo régimen de sociedad conyugal es el marido –como administrador de la sociedad conyugal– el que debe presentar una sola declaración conjunta de la renta (de sus propias rentas y las de su cónyuge)”, dice Sergio Alburquenque, académico de Derecho Tributario de la Universidad Diego Portales (UDP).

Sin embargo, hay una norma en el código civil (Artículo 150) que le permite a la mujer adquirir bienes y administrar negocios. “En tal caso, si la mujer declara que todos estos ingresos provienen de su patrimonio reservado, le corresponde a ella hacer su declaración de impuestos”, agrega Carolina Venegas, de la UCEN.

En los otros dos casos de regímenes matrimoniales, los cónyuges siempre hacen sus declaraciones de forma independiente.

8- Crédito por gastos en educación

Si usted tiene uno o varios hijos menores de 25 años matriculados en una institución de enseñanza pre escolar, básica, diferencial y/o media, reconocida por el Estado con una asistencia superior o igual al 85%, puede acogerse a este nuevo beneficio. Se trata de una rebaja de impuestos de hasta $40.200 por hijo para padres que en conjunto, presenten un ingreso anual superior a los $6.513.372. Dicho beneficio puede ser compartido o bien ser cedido a uno de los dos. Para esto último, quien cede el beneficio debe realizar una declaración jurada a la que podrá acceder al momento de realizar su declaración de impuestos.

9- Restricción del DFL 2 post terremoto

Los propietarios de bienes raíces DFL 2 (menores de 140 metros cuadrados construidos) desde 1960 gozan de ciertos beneficios tributarios. No obstante, uno de ellos ya no corre y probablemente provoque errores en la declaración de algunos contribuyentes.

Se trata de la franquicia que les permitía a los propietarios no pagar impuestos por el arriendo de sus bienes raíces. Producto del terremoto del 27 de febrero de 2010, se modificó la norma legal en beneficio del plan de financiamiento de reconstrucción del país.

“En rigor, si uno tiene más de dos propiedades (DFL 2), la tercera si es arrendada debe ser considerada como renta afecta a tributación personal”, dice Verdugo, de Deloitte.

10- Quien gana dos veces, declara dos veces

Si usted es uno de esos trabajadores que durante el pasado período tributario recibió de diferentes empleadores dos sueldos en un mismo mes, debe saber que es su obligación realizar una reliquidación del impuesto. Este es el procedimiento que hay que seguir para recalcular su tramo tributario mensual, pues cabe la posibilidad que durante ese mes en el que recibió dos sueldos, haya subido de tramo y por lo tanto, el gravamen sobre su renta debería ser mayor.

Asesoría Personal y Negocios

Av. Andrés Bello 2777, of. 2101

Edificio de la Industria, Santiago - Chile

+562 2956 6500 alessandri@alessandri.cl Ver mapa